A Quién Culpar (O Amar) Por el Auto-Tune

A Quién Culpar (O Amar) Por el Auto-Tune

LaMusica staff


Durante décadas, el auto-tune ha sido mala palabra para algunos y fuente salvadora o creativa para otros… ¿Pero qué tanto sabemos al respecto?. Hoy venimos a contarte cuándo comenzó y cómo es que hoy se utiliza en +/- el 90% de lo que escuchas.

No te preocupes que no vamos a darte una aburrida lección de historia, pero sí es importante retroceder un poco en el tiempo para entender cómo es que hemos llegado hasta aquí… 

Ondas Submarinas

Mucho antes de inventar el Auto-Tune, el matemático Andy Hildebrand ya se había salvado económicamente al crear para el gigante petrolero Exxon, una serie de algoritmos súper complejos que interpretaban las ondas de un sonar, (radar utilizado para encontrar objetos debajo del agua), que ayudaba a hallar lugares dónde perforar por petróleo.

Por Culpa de (O Gracias a) un Almuerzo

Sin embargo, no mucha gente sabía que la segunda pasión de este matemático era la música; y un día, durante un almuerzo con colegas, Hildebrand preguntó qué les parecía que hacía falta inventar, a lo que alguien le sugirió como broma, que inventara una máquina que permitiera cantar afinadamente.

A raíz de ese comentario, el matemático se dio cuenta que aquellos mismos cálculos que había hecho para Exxon, podían aplicarse en la corrección de tonos vocales, y fue así que abandonó el petróleo y abrió una compañía llamada Antares Audio Technology, creadores del Auto-Tune.

Nos guste o no, su invento ha sido una de las cosas más importantes que le ha sucedido a la música pop en el último cuarto de siglo, ya que cabe aclarar, que su función real, era la de corregir desapercibidamente, aquellas pequeñas imperfecciones que aparecían en las pistas vocales, mayormente durante largas notas sostenidas.

Believe!

Sin embargo, a finales de los años 90, la cantante norteamericana Cher, grabó su famoso tema “Believe”, el cual utilizaba esta herramienta, pero lo hacía por primera vez, en forma de efecto, “robotizando” la voz de la artista.

Cuando el sello discográfico de la cantante oyó aquello, se opusieron rotundamente a lanzarlo, aduciendo que parecía como si Cher hubiese necesitado este efecto por no poder afinar correctamente, lo cual obviamente no era problema para la legendaria cantante.

Más allá de su oposición, el poder de la norteamericana, que por aquellos años era mucho, terminó por convencer a los ejecutivos y el tema vio la luz en 1998 volviéndose un absuelto hit mundial. 

Hoy en Día

Desde entonces, el Auto-Tune dejó de ser una herramienta de corrección para pasar a ser un elemento “embellecedor”. Entendemos que muchos de los que nos estén leyendo habrán sentido arcadas al leer la palabra “embellecedor”, pero lo cierto es que si lo analizan objetivamente, el Auto-tune es para la voz, lo mismo que los pedales son para las guitarras o lo que un sintetizador es para un piano. Es decir, que no es utilizado para engañar al público, sino que se ha convertido en un efecto más, dentro de la música popular actual.

Desde luego, esto no quita que alguno que otro lo utilice para no sonar como sonamos algunos de nosotros al cantar en la ducha o en el carro, pero lo cierto es que artistas como por ejemplo Rosalía, una de las voces más talentosas de la música actual, lo utiliza sin disimulo en algunas de sus canciones, al igual que de forma imperceptible en otras, porque como decíamos antes, no es ni nunca pretendió ser, un elemento creado para engañar, sino para perfeccionar, el cual hoy en día es usado además… para “decorar” la música que oímos.


Published March 28th 2022, 2:17:49 pm