Cumbia Villera, la Otra Cara de la Cumbia

Cumbia Villera, la Otra Cara de la Cumbia

LaMusica staff


La cumbia nació en Colombia, y luego se fue extendiendo y desarrollando a lo largo y ancho de Latinoamérica. Sin embargo, al llegar el año 2001, en la Argentina tomó un rumbo diferente y se convirtió en música de protesta, música que terminó diciendo cosas que otras cumbias no decían.

Música del Pueblo

La cumbia es un estilo musical que ha pertenecido siempre a los sectores más marginados de cada país, pero en ese año, el país sudamericano vivía una de las peores crisis económicas de sus historia, lo que llevó a que las nuevas composiciones musicales hablaran menos de temas de amor y desamor, y más de esa nueva problemática.

Los Temas

La pobreza, la injusticia social, los abusos de la policía, la delincuencia, el alcohol y las drogas, pasaron a ser temas centrales en las letras de estas producciones, dando lugar al nacimiento de la llamada ‘cumbia villera’.

El Significado

“Villera”, proviene de la palabra villa o villas, que es como se le llama en dicho país a los sectores más pobres de sus ciudades, en donde los caseríos son construidos con chapas, maderas, y cualquier material que pueda ser utilizado para proteger a sus ocupantes, del frío y la lluvia.

Al Principio

Durante un tiempo, la cumbia villera fue un género amado por los que la vivían a diario, y un tanto odiado por muchos de los que no. Detrás de ese ‘odio’ había una motivación que iba más allá de la música, ya que de alguna manera, odiaban a quienes la tocaban y a quienes la bailaban, y por ende, más que un odio a la música en sí, era un odio a quienes se relacionaban con ella.

Desde luego, este constante tire y afloje de amor/odio, creaba una mayor separación de clases, marginando aún más a estos ‘cumbieros’, que utilizaban su arte como una forma de expresión y desahogo, que irónicamente, retroalimentaba y mantenía vivo al género.

Así ha Sido Siempre

Ese tipo de choque cultural no era algo nuevo, sino algo que también experimentaron en su momento, el tango, el rock, y de manera más reciente, el reggaetón y el trap. Toda la música popular que tiene cosas fuertes para decir, encuentra trabas sociales.

Desde Entonces…

Pablo Lescano, líder del grupo Damas Grátis, e inventor de este movimiento, logró con el correr del tiempo, hacer bailar por igual a todas las clases sociales de la Argentina. Hoy la clase ‘rocha’ y la ‘concheta’, como se les llama allá a la gente de bajos recursos y a la clase media-alta respectivamente, corean cumbias villeras en fiestas y celebraciones de todo nivel social.

En Conclusión

Esto demuestra que la música fue hecha para unirnos, no para separarnos, y si bien es posible que por su esencia tan criolla, la cumbia villera nunca llegue a internacionalizarse, quisimos presentarte una pequeña muestra e historia de esta otra forma de arte, nacida al sur de las Américas, que al igual que otras músicas que en su momento fueron marginadas, también merece que la conozcamos, para darle el lugar y el respeto que se merece. 


Published August 28th 2020, 7:01:14 am