¿Qué es lo Que Hace Que Algunas Canciones se Nos Queden ‘Pegadas’?

¿Qué es lo Que Hace Que Algunas Canciones se Nos Queden ‘Pegadas’?

LaMusica staff


Si eres amante de la música, te habrá pasado una infinidad de veces que casi sin darte cuenta, comienza a girar en tu cabeza una canción específica. Muchas veces ni siquiera recuerdas haberla oído ese día y sin embargo ahí está, sonando en las paredes de tu cráneo como si tu cerebro tuviese su propia cuenta de Spotify.

El por qué pasa esto ha sido motivo de estudios durante mucho tiempo y con diferentes resultados.

Lo Fácil se Aprende Rápido

Las vibraciones sonoras creadas por un tema musical entran a tu cerebro a través del oído, cuyo nervio auditivo conduce esa información hacia a la corteza cerebral en donde tus neuronas se las ingenian para interpretar dichas vibraciones y convertirlas en sonido. Al parecer, ciertas melodías tienen la capacidad de facilitar todo ese trabajo, generando que esas canciones se te peguen con mayor facilidad.

Es común encontrar ese tipo de melodías en canciones infantiles, al igual que en temas Pop o de música clásica. Sin embargo, los saltos o cortes inusuales también pueden resultar pegajosos, ya que de la misma manera que tu cerebro recibe con facilidad una simple melodía creada para niños, también disfruta cuando sucede algo inesperado, como un corte o cambio imprevisto, llevando a que también quiera adoptar dicha melodía.

El Ejemplo de Fonsi y Daddy Yankee

Un excelente ejemplo de esto último puede encontrarse en el tema ‘Despacito’ de Luis Fonsi y Daddy Yankee.  La forma en que se rompe el beat de la canción, justo antes del estribillo, es considerada por muchos como una genialidad, y posiblemente una de las claves por las que el tema haya sido el mega hit que fué.

Nos referimos al cambio o corte que sucede en el minuto 1:23 del tema, en el que la melodía se detiene, abriendo espacio para que Fonsi diga “Des-pa-cito”. Es justamente ahí, cuando el flow del puertorriqueño se desencaja del tiempo del tema, retrasándose con respecto a la métrica general que viene llevando el tema.

Esa ruptura momentánea capta la atención de tu cerebro, que percibe ese parón como un ‘error’, que se ‘corrige’ tan rápidamente, que termina siendo divertido y casi adictivo. 

La Repetición; la Repetición; la Repeti…

Otros motivos por los que una de estas canciones puede mudarse a nuestras cabezas sin previo aviso, es la exposición repetida creada por radios, TV y otros medios en general; como  así también el hecho de que muchas veces solemos vincular estos temas a emociones o vivencias fuertes, como grandes alegrías y pesares.

Se dice que la música tiene la capacidad de producir una decena de emociones diferentes, como pueden ser la alegría, ansiedad, diversión, energía, erotismo, miedo, molestia, relajación, tristeza, sueño o triunfo.

¡No las Cantes!

Sea como sea, las canciones pueden ser además, parte de una memoria motora. Es decir, cuando cantas a viva voz una de estos temas, ya sea en el carro o la ducha, se convierten en memorias motoras que luego pueden regresar a nuestras mentes sin mayor dificultad.

Es tipo de memorias suelen entrar en el mismo ‘archivo’ en el que guardas las de cómo caminar, nadar, o andar en bicicleta, por lo cual pueden dispararse de forma inconsciente.

¿Apostamos?

Es por eso que casi podríamos apostar, que luego de leer esta nota, te encontrarás cantando ‘Despacito’, antes de que termine el día. 😉


Published August 18th 2021, 1:50:52 pm