El Plagio y Por Qué Está Tan “de Moda”

El Plagio y Por Qué Está Tan “de Moda”

LaMusica staff


Cada vez resulta más y más común oír hablar de plagios musicales. Desde artistas latinos como Bad Bunny o Shakira, a anglosajones como Dua Lipa o Ed Sheeran, nadie pareciera estar a salvo.

Por definición, plagio es la acción de copiar una obra ajena, dándola a conocer como propia. Cuando nos referimos al plagio musical, se dice que las alarmas comienzan a sonar cuando se encuentran al menos 7 compases continuos, similares a los de otra obra.

Pero la cosa no es tan fácil, ya que existen otros factores a tener en cuenta, que pueden apoyar o descarrilar una acción legal en contra de un músico; como por ejemplo que la obra supuestamente plagiada tiene que haber sido editada, no puede existir plagio cuando hablamos de una obra inédita.

Por otro lado, los derechos de autor, le pertenecen a su dueño original, hasta 70 años después de su muerte. Digamos que es por eso que no hay problema si decides lanzar tu versión de la 5ta. Sinfonía de Beethoven, pero no te aconsejamos intentar lo mismo con “La Gasolina” de Daddy Yankee.

Muchos de ustedes se preguntarán: con la tecnología que tenemos en estos días, quién puede ser tan tonto de copiar una obra ajena y asumir que no será descubierto; pero lo cierto es que existe algo llamado criptomnesia, también conocida como la ‘enfermedad’ del plagio, que consiste en la existencia de memorias ocultas en nuestra corteza cerebral que podrian hacernos jurar que una pista fue hecha desde cero por pura creatividad nuestra, sin ser conscientes de que en realidad es una copia de otra que oímos en el pasado y que habita escondida en nuestros recuerdos.

El otro posible motivo tiene más que ver con una simple cuenta matemática, y es que luego de décadas y décadas de música popular, es perfectamente posible crear una melodía desde cero, que tenga 7 compases iguales a otra; sobre todo si se tiene en cuenta que tan sólo en Spotify, se suben más de 60 mil canciones diarias.

Esta semana, el Alto Tribunal de Londres falló a favor de Ed Sheeran en el juicio en el que lo acusaban de haber copiado en su tema “Shape of you” de 2017, el elemento principal de una canción de Sami Switch, y el productor Ross O’Donoghue, llamada “Oh Why”, grabada en 2015.

Luego del veredicto, el europeo grabó un video en el que entre otras cosas, expresó: “Siento que reclamos como este son muy comunes y ya se convierten en una cultura en la que se presenta un reclamo con la idea de llegar a un acuerdo más barato que ir a los tribunales….  Sólo hay tantas notas y muy pocos acordes utilizados en la música pop. Las coincidencias están destinadas a suceder….” concluyó.

Sin embargo, muchas veces a los acusados les toca repartir las ganancias con sus demandantes, como fue el caso de Bad Bunny, luego de que un juez le diera la razón a la rapera estadounidense Missy Eliott, por utilizar sin permiso, el beat del tema “Get Ur Freak On”, en su mega hit “Safaera”.

De la misma manera, Shakira perdió en 2014, una demanda del dominicano Ramón Arias Vázquez, por copiar su tema “Loca con su tiguere”,  en su corte “Loca”.

Como verán, la balanza se inclina hacia ambos lados, pero es cierto que existe cierta malicia en pensar que se pueda lograr un beneficio económico, al asumir que muchos artistas preferirán pagarle al demandante, antes que ver su nombre o el de su canción, “ensuciados” por una acusación de plagio.


Published April 7th 2022, 10:58:42 am